VIVIR VIAJANDO EN FURGONETA.

Si sois apasionados de los viajes seguramente hayáis escuchado este término que últimamente está tan de moda, “VANLIFE”.

Nosotros no vivimos viajando porque nuestros trabajos actuales no nos lo permiten, por eso decidimos comprarnos una furgo, para escaparnos cada vez que podemos.

Viajar en una furgoneta te da una libertad que otro tipo de viajes no te pueden proporcionar, como no tener que organizar tus viajes sino quieres o no puedes, dormir cada día en un sitio diferente, conocer muchos mas sitios en mucho menos tiempo, viajar más veces al año, conocer gente en el camino con la misma pasión que tú por los viajes, poder hacer mini escapadas en cualquier momento y aunque no tengas demasiado tiempo libre y sobre todo almacenar recuerdos únicos e inolvidables.

Pero como todo, también tiene sus inconvenientes (que para nosotros son muchos menos) como que si viajas con más personas, la convivencia en un espacio tan pequeño puede llegar a agobiarte, que si te gusta estar solo, no habrá otra habitación en la que desconectar o que tener que conducir constantemente puede ser algo cansado.

Sin duda, para nosotros esta es la mejor forma de viajar, algo que llevábamos años deseando y que íbamos dejando para mas adelante. Pero como dice esta frase que tanto nos gusta:

¡NO DEJES PARA MAÑANA, EL VIAJE QUE PUEDAS HACER HOY!